Inicio 5 razones por las que deberías aprender a coser
Publicado en Costura General por el 16.08.2021

5 razones por las que deberías aprender a coser

¿Te estás planteando aprender a coser? ¿Te gusta hacer manualidades pero la costura se te resiste? En Mercería Sarabia llevamos tantos años dedicándonos a la costura que nuestro amor por ella es infinito. Saber coser va mucho más allá de hacer tus propios arreglos de ropa en un pispás o de crear tus propias prendas, coser te permite ser creativa y desarrollar tus habilidades.

Si todavía estás dudando entre aprender a coser o dejar pasar la oportunidad, hoy en Mercería Sarabia te damos 5 razones por las que deberías aprender a coser. Pero que sepas que hay muchas más, lo que pasa que no queríamos extendernos demasiado 😜

1. Porque te soluciona la vida

La primera razón, y también la más importante, es que cuando aprendes a coser te conviertes en una persona autónoma. Pasas a no depender de nadie y tienes la capacidad de saber poner un botón, arreglar el bajo de un pantalón, colocar botones en una chaqueta, arreglar un forro, colocar un tirante…

Lo agradecerás muchísimo cuando se te caiga un botón de la camisa en la oficina y puedas arreglarlo en apenas unos minutos. De hecho, las verdaderas costureras siempre llevan un pequeño kit de costura en el bolso para salir airosas de cualquier imprevisto.

Aprender a coser, aunque sea los aspectos básicos de los que te hablábamos antes, te hará no tener que depender de la costurera de tu barrio, de tu madre, tía o abuela que son las que siempre te arreglan la ropa. Ellas algún día no estarán, así que es recomendable que vayas aprendiendo ya. Seguro que se sienten muy orgullosas de ti cuando sepan que estás aprendiendo a coser, ya sea a máquina o a mano.

2. Porque es una satisfacción personal

Saber coser no sólo es recomendable por una cuestión “práctica”, por así decirlo, sino que también nos ayuda en un aspecto más psicológico o emocional. Esa capacidad de diseñar y crear algo con nuestras propias manos desde cero nos sube la autoestima, nos hace valorarnos aún más si cabe y nos da el poder de crear. La verdad es que la satisfacción de ver un arreglo terminado o un diseño hecho realidad genera mucha satisfacción. Y esa sensación es muy difícil de explicar hasta que no la vives.

Nuestras alumnas de los cursos de costura que damos en Crea Tu Misma nos lo cuentan muchas veces. Empezaron haciendo muy poquitas cosas hasta que, al final, han aprendido a hacer sus propias camisetas, vestidos, bolsos, etc. Y esa satisfacción y orgullo no es comparable con nada.

3. Porque es económico

Para coser apenas necesitas algunos materiales que, además, son bastante económicos. Con una tela, una aguja y un dedal podrás hacer maravillas. Y ya no sólo hablamos de que los accesorios y materiales de costura y confección son económicos, sino que arreglar y crear por ti misma te permitirá ahorrar muchísimo. Ropa, cojines, cortinas, complementos… créeme que a final de año el ahorro es importante.

4. Porque marcas tu propio estilo

Si aprendes a coser y creas tú misma, conseguirás ahorrar porque no tienes que ir de compras, pero eso también te permitirá seguir tu propio estilo. No sólo podrás elegir entre lo que tienen las tiendas a la venta, tú misma podrás imaginar, diseñar y personalizar todas tus prendas y complementos. Es también una manera de diferenciarnos y marcar nuestro propio estilo. ¿Te gusta la idea?

Y hablando de personalizar, podrás customizar prendas de ropa que has comprado, cojines, cortinas o bolsos 😉 Esto mola mucho con la ropa porque a día de hoy ¡todas vamos igual! Nos guiamos por la moda y las tendencias y muchas veces nada de lo que vemos encaja con lo que buscamos. También te servirá de mucho cuando quieras añadir un bolsillo a un pantalón o poner una cremallera a un bolso, y eso podremos hacerlo cuando sepamos coser. ¡Son todo ventajas!

5. Porque es entretenido y terapéutico

Sin duda, coser es como jugar. Se trata de unir piezas como un rompecabezas para que encajen a la perfección. Coser es la mejor manera de entretenernos, divertirnos, evadirnos, relajarnos, etc. Y de esto te darás cuenta cuando ya lleves tiempo practicando y cada vez vayan las cosas más rodadas. Estarás creando algo con tus propias manos, verás la evolución y es una sensación realmente bonita. La costura también es una forma de relajarnos, mejorando así nuestra salud mental y emocional.

¿Quieres aprender a coser? ¿Te gustaría crear tus propias prendas de ropa? Permanece atenta a este blog y nuestras redes sociales de Facebook e Instagram porque muy pronto anunciaremos los nuevos cursos que tenemos preparados para septiembre. En Creatumisma nos gusta enseñar, ¿te animas?