Inicio ¿Cómo arreglar una cremallera?
Publicado en Tutoriales por el 31.12.2021

¿Cómo arreglar una cremallera?

¿Tienes una prenda con una cremallera que ni sube ni baja? ¿Se ha salido el cursor de una cremallera y no sabes cómo volver a ponerlo? Estas situaciones son muy comunes en chaquetas, pantalones, vestidos y mochilas que se usan de manera habitual, por lo que, si te ha pasado no tienes de qué preocuparte. Por suerte, todo esto tiene arreglo. Solo debes seguir los pasos que te vamos a comentar en este artículo. En él te daremos unos cuantos consejos acerca de cómo arreglar una cremallera atascada o una cremallera atascada que se vuelve abrir cuando la cierras. ¡Vamos allá!

Tipos de cremalleras

Debes saber que existen diversos tipos de cremalleras en función de la prenda o complemento en la que se vaya a utilizar. Las cremalleras más comunes y que más se suelen comercializar son las siguientes:

  • Cremalleras de nylon o reforzada.  Son cremalleras clásicas disponibles en diferentes medidas, que se adaptan perfectamente a la longitud que necesites para tus prendas. Además, son muy resistentes a la tracción. También se pueden encontrar con doble cursor. Estas cremalleras se utilizan principalmente en chaquetas, bolsillos de bolsos, faldas y vestidos.
  • Cremalleras metálicas. Estas cremalleras con dientes de metal tienen una gran durabilidad y se recomienda en prendas que necesiten un aporte extra de resistencia, como puedan ser los pantalones vaqueros, cierre de bolsos de piel, cazadoras de cuero y otras prendas que quieran lucir con un toque decorativo.
  • Cremalleras inyectadas. Este tipo de cremalleras tienen los dientes de plástico y sus tamaños varían en función del uso que se le quieran dar. Dado que son muy resistentes, se utilizan en prendas deportivas y en objetos de grandes dimensiones como abrigos de plumas, vestidos largos, etc.
  • Cremalleras invisibles. Estas cremalleras tienen una característica particular y es que, cuando se cierran, quedan cubiertas por la tela y quedan camufladas. Son muy útiles cuando se quiere esconder la cremallera por razones estéticas. Además, es muy común encontrarlas en vestidos o faldas. Se ven muchísimo en vestidos con cierre invisible.

Como dato, es interesante saber que los cabezales que cierran las cremalleras se llaman cursores o carros de cremallera y los suele haber de diferentes tipos y formas en función de las cremalleras para las que se vayan a utilizar.

¿Por qué se rompe una cremallera?

Hoy en día nos podemos encontrar accesorios y prendas de vestir con mil tipos de cremalleras que a veces, pueden atascarse o abrirse en el momento que menos lo esperamos. ¡Qué disgusto! Sobre todo si se trata de una de nuestras prendas favoritas. Pero esto no implica que tengas que deshacerte de ella. Como te comentábamos, con un poquito de maña y el material de costura adecuado, esto se puede solucionar fácilmente.

Ahora bien, una cremallera se rompe por lo siguientes motivos:

  • Porque se ha producido una rotura en el tope de la cremallera.
  • Porque la el cursor de la cremallera está demasiado suelto.
  • Porque la cremallera ha mordido parte de la tela.

¿Te suena alguna de estas situaciones? A continuación, te enseñamos a reparar una cremallera rota o atascada.

¿Cómo arreglar una cremallera?

Como te comentábamos, hay diversos tipos de cremallera, por lo que también se arreglan de diferente forma. A continuación, vamos a explicarte de una forma muy sencilla cómo arreglar una cremallera metálica, la inyectada y la de nylon o reforzada. ¡Si sigues los pasos de este vídeo, te serán muy fáciles de arreglar!

1. ¿Cómo arreglar una cremallera en la que se ha salido el cursor?

Muchas veces, el carro de las cremalleras se sale por completo y después, aunque lo intentemos por activa y por pasiva, se vuelve a salir y no se queda enganchado. Esto tiene una solución mucho más sencilla de lo que parece y no, no se trata de tirar la prenda. Mira este sencillo truco, hazlo en tu prenda dañada y ¡et voilà!:

Si por otro lado, has visto que los topes de tu cremallera están dañados o desgastados, puedes cambiarlos por unos nuevos y dejar tu bolso, pantalón o cualquier otra prenda como nueva. A continuación, te mostramos un vídeo en el que lo explicamos cómo colocar los topes en una cremallera fácilmente.

2. ¿Cómo arreglar una cremallera que no cierra bien?

¿Tu cremallera se abre todo el rato y no cierra bien? Esto normalmente ocurre porque el cursor de tu cremallera está demasiado abierto y debes cambiarlo por uno nuevo. ¿Cómo? Muy sencillo. Solo tienes que seguir los pasos que te dejamos en el siguiente vídeo.

3. ¿Cómo arreglar una cremallera atascada?

Muchas veces, cuando vamos a abrocharnos alguna prenda, ya sea un abrigo, un vestido o un pantalón, la cremallera se queda atascada y la mayoría de veces se debe a que la cremallera ha pillado parte de la tela. ¿Y ahora qué debemos hacer? ¿Debemos estirar hasta conseguir desenganchar la tela de la cremallera? Hemos de decirte que no. No hagas esto ya que puedes romper la cremallera o dañar la tela. Pero, entonces ¿cómo se arregla una cremallera atascada? Existen varias opciones como:

  • Frotar con un lápiz la cremallera. Aunque te parezca raro, el grafito es un lubricante seco muy eficaz, por lo que busca un lápiz de toda la vida y frota la punta del lápiz a lo largo de los dientes de la cremallera, por ambos lados. Incide especialmente en las partes donde se cruzan los dientes ya que es donde se suelen producir atascos.
  • Utilizar un lubricante para cremalleras. También sirve la vaselina o la crema hidratante. Aplica el lubricante elegido directamente en los dientes de la cremallera, procurando que el producto no toque el tejido por si lo pudiera estropear. Puedes utilizar un bastoncillo de algodón para controlar mejor el lubricante y que no se deslice hacia la tela.

Una vez tu cremallera funcione correctamente, pasa un paño humedecido en agua y jabón tanto por la cremallera como por su entorno para eliminar cualquier resto. Si la prenda se puede meter en la lavadora, hazlo y ¡listo!

Esperamos que estos consejos sobre cómo reparar una cremallera te hayan sido de gran utilidad para probarlos si te vuelve a ocurrir. Así ya no te supondrá ningún problema que tu cremallera no cierre bien o que tu cremallera se se haya atascado.