Inicio ¿Conoces el origen de los maniquís?
Publicado en Costura por el 13.09.2021

¿Conoces el origen de los maniquís?

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Los maniquís son el reflejo del estilo de modista que eres. A través de ellos expresas lo que quieren transmitir cada una de tus prendas y, además, sirven para llegar a un público mucho mayor. Escaparates, showrooms, ferias… ¡están en todos lados! Y es que podemos decir, sin duda, que es uno de los pilares fundamentales de la moda.

Hoy en el blog de Merceria Sarabia te descubrimos el origen de los maniquís y también te enseñamos cuáles son los ideales para esos cursos de costura a los que están asistiendo 😉 ¿Le has echado ya el ojo a alguno? ¿Qué tal la vuelta a las clases? ✂

Egipto, el origen del maniquí

El momento en el que aparece este producto estrella del diseño de la moda se remonta varios siglos atrás. A pesar de lo que piensa todo el mundo, la primera vez que se ven estas figuras no es en Francia. Tenemos que desplazarnos al continente africano, en concreto a Egipto.

Sí, Egipto fue la cuna de los maniquís. El faraón Tutankamón ordenó que se realizará un modelo con materiales sólidos de su figura con las medidas exactas para que los sastres egipcios probasen las telas y prendas que confeccionaban para él. Así sería mucho más fácil ver cómo quedaban.

Tiempo después, en 1922, el arqueólogo Howard Carter descubrió los restos de la tumba KV62, perteneciente al faraón de la dinastía XVIII Tutankamón. Allí, al lado de un cofre de ropa, se halló una imitación del cuerpo del faraón.

 

Pero realmente, es en el siglo XIV cuando aparecen los maniquís más similares a lo que conocemos hoy. Las poupées de mode, muñecas de moda, cobran mucha presencia en la época donde la moda francesa es la favorita y se enviaba a otros países como Londres, Berlín, Roma y España. Estas tenían como principal objetivo promocionar el vestir francés y su producción se basaba en papel marché. Un material bastante débil a la hora de sujetar las prendas.

En el siglo XVII comienza a crecer la producción de los maniquís hasta llegar al siglo XVIII donde se consolida y cambian de material: madera. ¡Además, empiezan a ser articulados!

En esta época, la alta costura posiciona a Francia como la capital de la moda y surgen las primeras escuelas de moda del mundo. En ellas, se trabajaba con maniquís de mimbre, madera y papel marché. Una combinación de todos los materiales vistos hasta ahora.

Es en 1870 cuando aparece el maniquí de cuerpo entero en los escaparates de las tiendas francesas. Estas figuras pasaron a elaborarse con una mezcla de cera y madera. Como ya te imaginarás, se puede decir que eran muy pesados y poco accesibles. Para la sorpresa de toda la industria del diseño de moda, los maniquís franceses sobrevivieron a la Primera Guerra Mundial, pero se eliminaron sus brazos y piernas para ahorrar en presupuesto tras las consecuencias económicas de la guerra.

¿Y los maniquís más modernos dónde aparecieron?

La moda siguió evolucionando y, por tanto, los maniquís también lo hicieron. Comenzaron a verse figuras de plástico, madera, cartón y papel. Una elaboración más próxima a la de los maniquís actuales, aunque poco prácticas. Posteriormente, en los años 60 los maniquís dejan de tener la imagen de muñecos y empiezan a ser más realistas. 20 años más tarde, se perfeccionan sus ojos, sus brazos y piernas, se define su cuello… ¡Por fin se parecen a una persona de verdad!

Por suerte, ahora lo tenemos mucho más fácil y accesible. Los maniquís de hoy en día son de materiales mucho más ligeros y resistentes como el polieliteno o la fibra de vidrio. Y prácticamente son copias de personas que se producen en todos los tamaños y complexiones típicas de los consumidores.

En Mercería Sarabia, tenemos los mejores maniquís de moda para que desarrolles el arte del diseño y la confección. Están especialmente indicados para escuelas de costura, patronaje, modistas, sastres y profesionales del diseño de moda.

👗 En Mercería Sarabia te recomendamos…

Maniquí de señora con pernera

  • ¡Este producto es perfecto para tus clases de costura! Su cuerpo es ajustable con 12 opciones y 8 partes. Además, incluye un nivelador de dobladillo y el cuerpo forrado de espuma para facilitar que marques y coloques los alfileteros.
  • Incluye pernera y una barra intercambiable para mejorar la colocación del pantalón, así como el comienzo de la manga para que tus vestidos o blusas sean fáciles de ajustar al hombro. ¿Y lo mejor de todo? Que es súper fácil de almacenar gracias a su sistema plegable.

Maniquí junior regulable

  • ¿Los pequeños de la casa también quieren aprender costura? Este maniquí es perfecto para que comiencen a practicar. Sus medidas son de los 6 a los 10 años. ¡Y cuenta con prácticamente las mismas opciones de nivelador y ajustes.
  • Además, a la hora de recogerlo les será fácil gracias al soporte de trípode robusto plegable.

💜 Pásate por nuestra web y descubre todo lo que tenemos para ti 💜